07:54 h. Sábado, 24 de Junio de 2017

Heraldo de Barbate

Pedro Sánchez, el esperado

Alejandro Vázquez | 23 de Septiembre de 2015

El PSOE ha pasado mucho tiempo K.O. El partido hegemónico en la izquierda española ha estado fuera durante muchos meses del relato de la agenda-setting de los medios de comunicación, estudiada por McCombs  y Shaw. No se sabía qué decía el PSOE, casi no se recordaba ya que existía y que era el principal partido de la oposición.

Y es que los medios de comunicación a través de la selección de los temas de la agenda informativa formada por perspectivas, opiniones y unos hechos determinados conforman el “marco de referencia” para la ciudadanía, tal y como explica Ignacio Muro en el documento presentado en el Foro Nuevas Respuestas de la Fundación 1 de Mayo: “Comunicación y Poder en el capitalismo global. El papel de los medios”,

La llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE con su sonrisa, sus camisas blancas remangadas y su perfil serio, en junio de 2014, no surgió efecto en su electorado, ni en sus potenciales votantes. Parecía que el PSOE lo tenía hecho con tal de apartar a Rubalcaba y elegir una nueva cara visible, pero no fue así, en gran medida, debido a que justo un mes antes de su nombramiento Podemos fue la sorpresa de las Europeas y la cosa no quedó ahí.  Cuando el voto del descontento había encontrado destinatario en el partido morado, Ciudadanos apareció en la escena política nacional.

A Pedro se le complicaba el tema… Ya no solo competía con el PP, le crecían los enanos a izquierda y derecha. Una vez más, se quedó fuera de juego. Volvieron a perder el pulso de la agenda mediática y política.

En ese período de tiempo el PSOE llevó a cabo una gran renovación en la dirección del PSOE, tuvo que modernizar y renovar su forma de comunicar y adaptarse a la agenda mediática. Habían perdido la capacidad de alterarla y marcar la agenda. Este hecho les mostró lo difícil que se lo estaban poniendo los nuevos partidos y la necesidad de reformular su propuesta política y comunicarla de otro modo. En resumen, necesitaban un cambio en la forma de hacer política.

Después del machaque al que se ha sometido desde los medios a Podemos, a sus líderes y a los “gobiernos del cambio” de Cádiz, Madrid, y Barcelona, Pedro Sánchez ha emergido en la escena mediática como la única alternativa real a Rajoy y al PP; así lo señalan diferentes encuestas e incluso el CIS del mes de Julio que afirma que la mayor parte de los consultados (21,1%) quieren que el gobierno saliente sea un pacto entre el PSOE y Podemos. Este parece el objetivo de los medios al dar a entender que Pedro Sánchez, el deseado, es la alternativa viable al PP.

Más acciones:
Otras opiniones
Otros autores
Facebook